Una película biográfica sobre Nina Simone ha reabierto el debate en Hollywood sobre el racismo. La actriz elegida para representar a la cantante de jazz afroamericana, fue Zoe Saldana una actriz con raíces latinas.

La actriz tuvo que colocarse prótesis en la nariz y colorear su piel para asemejarse a la cantante.

Familiares y seguidores de Simone mostraron su descontento por la película, criticando que hay muchas actrices negras que podían haber interpretado el papel.

Otras actrices como Queen Latifah han defendido a la actriz, resaltando sus dotes de interpretación

La controversia sobre la película de Nina Simone llega un mes después de la polémica de los Oscar, que por segundo año consecutivo no tuvo actores negros nominados, lo que motivo la amenaza de un boicot por parte de la comunidad negra.