Las empresas británicas y de Reino Unido preparan sus estrategias para el Brexit ante el temor a lo desconocido, ya que parece que el 31 de octubre, pase lo que pase, Reino Unido saldrá de la Unión Europea.

Para evitar que el 1 de noviembre sea un caos, la Unión Europea ha preparado un plan de contingencia, de forma que Reino Unido, se convierta en un país vecino cualquiera si no se llega a un acuerdo.

La Comisión ha explicado que “en ningún caso podrán atenuar el impacto global de la falta de acuerdo”, ni reproducirán plenamente  las ventajas de la adhesión a la Unión o las condiciones de un eventual periodo de transición”. La fecha que está prevista para la salida de Reino Unido de la Unión Europea es en marzo.