El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha expresado su alarma por “informes de atrocidades contra un gran número de civiles” en la ciudad siria de Alepo.

Ban pidió a todas las partes, en particular al gobierno de Siria y a sus aliados, que protejan a los civiles. El asesor humanitario de la ONU Jan Egeland dijo anteriormente que Siria y Rusia eran “responsables” de las atrocidades cometidas por las milicias progubernamentales.

Las mayores ganancias del ejército de Siria han dejado a los rebeldes de Alepo al borde de la derrota.  En una declaración, el portavoz del Sr. Ban, Stephane Dujarric, dijo que “el secretario general está alarmado por los informes de atrocidades contra un gran número de civiles, incluidas mujeres y niños, en las últimas horas en Alepo”.

“Al tiempo que subraya que las Naciones Unidas no pueden verificar estos informes de forma independiente, el secretario general transmite su grave preocupación a las partes pertinentes.

“Ha instruido a su enviado especial para Siria a que haga un seguimiento urgente con las partes involucradas”, agregó el comunicado.

Hasta ahora no ha habido comentarios públicos sobre el tema por el gobierno de Siria o su aliado Rusia.  El Sr. Egeland antes dijo en Twitter que los gobiernos de Siria y Rusia eran “responsables de todas y cada una de las atrocidades que las milicias de Alepo están cometiendo ahora”.