Siria, papeles de Panamá, Trump, Brexit, Partido Popular: ¿Qué tienen en común?

0
122
Donald Trump, presidente electo de los Estados Unidos. Imagen de archivo.
Donald Trump, presidente electo de los Estados Unidos. Imagen de archivo.

Un repaso por los acontecimientos políticos más importantes del 2016

España ha estado todo este año sumida en debates políticos, campañas electorales, elecciones y votaciones. A principios de enero se informaba sobre la incursión de Podemos en el Congreso de los Diputados, la primera vez que se veía una fractura en el bipartidismo PP-PSOE que rige el Estado español desde que acabó el franquismo. Sin embargo, después de unas segundas elecciones consecutivas en dos años, se termina el año con un Gobierno del PP, el desmembramiento del PSOE y la coalición de Podemos con Izquierda Unida no tan apoyada en votos como se esperaba.

Mientras tanto los casos de corrupción han seguido salpicando a España. La Infanta Cristina se ha sentado en el banquillo a declarar por el Caso Nóos, la alcaldesa de Valencia Rita Barberá fue imputada por blanqueo de capitales (fallecida el 23 de noviembre de un infarto en Madrid), la justicia europea ha dictaminado en una nueva sentencia que la banca española debe devolver unos 4.000 millones de euros a los afectados por las cláusulas suelo, los famosos papeles de Panamá… El Estado español no se encuentra en su mejor momento, pero parece que sus ciudadanos aún son capaces de “digerirlo” todo.

En otros países del mundo como Estados Unidos, Reino Unido y Austria también se han celebrado elecciones. En la superpotencia americana ha salido elegido Donald Trump, un magnate misógeno y racista que pretende construir un muro entre su país y México, mientras el Reino Unido ha votado en un referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea en el que ha ganado la opción de su salida (Brexit). Estos dos hechos solamente marcan otro paso más hacia el odio y el distanciamiento entre países.

Austria es de los pocos países que ha dado un paso hacia atrás en esta tendencia ya que en sus elecciones ha ganado el miembro del Partido Verde Van der Bellen, junto a Canadá que ha mostrado al mundo una manera eficiente de alojar a más de 27.000 refugiados sirios en tiempo récord mientras los demás países que han sido llamados a acoger a estas personas que huyen de la guerra siguen sin organizar un plan para llevar a cabo esta acción humanitaria. Será por la poca memoria histórica que tienen…

Ahora es Siria la que tiene ciudades destruidas, una lucha armada y constante en sus calles, bombas en escuelas y hospitales, miles de muertes en lo que va de año, botes ilegales que cruzan el Mediterráneo llenos de personas que huyen de esta situación mientras estás leyendo estas líneas. Este es el día a día que se vive en Oriente Medio.

¿Que qué tienen en común todas estas noticias? Que los líderes de las mayores potencias mundiales están definiendo cada vez más sus fronteras, separándose de aquellos que son diferentes a ellos, potenciando el pensamiento retrógrado que marcó el siglo XX (al que nunca pensábamos que volveríamos después de todo lo que se ha sufrido). 2016, año de retroceso en el mundo.

Andrea Gurau