Seis escuelas de Birmingham, cuatro en Londres y cuatro en Cornwall fueron evacuadas.

Los oficiales dijeron que las llamadas de amenaza de bomba se hicieron “de forma muy seguida”. Estas evacuaciones llegan tan solo una semana después de que 3 de estas 6 escuelas mandaran alumnos a casa. También en Paris han sido evacuadas 5 escuelas tras recibir amenazas similares por teléfono.

La policía de West Midlands ha estado investigando las amenazas y según los expertos de inteligencia,  “se cree que las amenazas no son creíbles”, así lo decía el asistente jefe de policía Carl Foulkes.

Policías locales han sido enviados a las escuelas afectadas para llevar a cabo controles y ofrecer tranquilidad y una investigación policial está en marcha para encontrar a la persona responsable de las llamadas.