Los recuerdos eliminados por el Alzheimer, en teoría, podrían ser rescatados mediante la estimulación de las células nerviosas para hacer crecer nuevas conexiones cerebrales, reveló un estudio reciente.

La investigación, llevada a cabo en

ratones, plantea la posibilidad de futuros tratamientos que revierten la pérdida de memoria en las etapas tempranas de la enfermedad.

Los científicos utilizaron una técnica llamada optogenética, que utiliza la luz para activar las células etiquetadas con una proteína especial fotosensible.

La técnica fue aprobada en ratones con síntomas parecidos al Alzheimer que se olvidaron rápidamente de la experiencia de recibir una descarga eléctrica suave. Y después de que las células marcadas en sus cerebros fueran estimuladas con la luz, su memoria regresó.

El tratamiento optogenético ayudó a las neuronas volver a crecer pequeños brotes llamadas espinas dendríticas, que forman las conexiones sinápticas con otras células.

A pesar de que la misma técnica no se puede utilizar en los seres humanos, la investigación apunta el camino a futuras terapias de recuperación de la memoria.