La Federación Internacional de Tenis anunció que María Sharapova deberá cumplir una suspensión de dos años por doping. La tenista había dado positivo por Meldonium durante su participación en el último Abierto de Australia.

El Meldonium había sido incluido por la Agencia Mundial Antidoping entre las sustancias prohibidas a partir del primero de enero. La rusa señaló que lo consumía desde hacía una década por prescripción médica.

Ante el desconocimiento de muchos atletas y la facilidad para evitar los controles, la AMA había eliminado las sanciones para quienes tuvieran menos de un microgramo de Meldonium entre enero y el 1 de marzo. Sin embargo, la concentración del fármaco cardiovascular en el organismo de la ganadora de cinco Grand Slams superaba el nivel permitido.

“Cometí un error, defraudé a mis fans, al deporte, y sé que con esto habrá consecuencias, pero no quiero terminar mi carrera así, por lo que tengo esperanzas de tener una nueva oportunidad”, había declarado Sharapova en marzo.