Nuevas medidas de emergencia destinadas a evitar actos violentos entre los aficionados rusos e ingleses en la Eurocopa, fueron anunciadas en medio de temores de un “día negro” para la ciudad francesa de Lille.

Este miércoles Rusia jugará contra Eslovaquia y el jueves Inglaterra lo hará contra Gales.

En la ciudad se mantiene la prohibición de venta de alcohol en tiendas y supermercados y la medida estará vigente  hasta las 6 am del viernes.

En el día de ayer Rusia fue sancionada por la UEFA sobre los acontecimientos dentro de Stade Velodrome de Marsella el sábado, cuando sus partidarios se colaron en la sección de Inglaterra, cuyos fans también fueron advertidos sobre cualquier acto de vandalismo dentro Euro 2016. Otro acto violento le puede costar la descalificación a las dos selecciones.

Las autoridades francesas comenzaron a intentar deportar a algunos aficionados rusos identificados como implicados en los sucesos de Marsella. En Lille había tension con la llegada de 15.000 rusos para el partido con Eslovaquia.

Miles de seguidores de Inglaterra y Gales, también comenzaron a llegar antes de su partido en Lens.