El supermercado Tesco ha eliminado algunos productos de su lista de precios online por una disputa con Unilever, debido a que su proveedor quiere aumentar los precios para compensar la fuerte disminución del valor de la libra.

Los productos se siguen vendiendo en las tiendas Tesco, pero algunos estantes se están quedando cortos de algunas marcas.

Unilever es el mayor fabricante de alimentos y comestibles en el Reino Unido, pero muchos de sus productos se elaboran fuera de las fronteras británicas, razón por la que argumentan que deberían estar recibiendo más libras por sus productos.

El director financiero de Unilever Graeme Pitkethly confía en que la situación con Tesco se resuelva con bastante rapidez y dijo que se preocupa profundamente” acerca de sus marcas siendo asequible para los clientes, por lo que los aumentos son “sustancialmente menos de lo que necesita para cubrir el costo de nuestra propia rentabilidad”.