La primera ministra británica, Theresa May, ha sido criticada por no dar prioridad a la adhesión al mercado único cuando Reino  Unido salga de la Unión Europea, después de la aparición de una cinta filtrada en la que se advertía de que las empresas dejarían el país si se retiraren de éste.

“Creo que los argumentos económicos son claros”, dijo. “Creo que ser parte de un bloque de 500 millones de comercio es importante para nosotros”, explicó May en la grabación, quien agregó que la pertenencia a la Unión también haría del Reino Unido un lugar más seguro.

Estos comentarios muestran que Theresa May creía que para el Reino Unido era mejor permanecer en el mercado único, pese a que ha mostrado que los controles de inmigración son el factor más importante para consolidar un acuerdo con la Unión Europea.

Desde la Unión Europea han advertido a Reino Unido que no puede permanecer en el mercado único si quieren eliminar la libre circulación de ciudadanos de la Unión Europea. Varios políticos británicos han criticado la postura de la primera ministra.