La ministra del Interior, Theresa May, encabeza la carrera para convertirse en la próxima primera ministra, ganando el respaldo de la mitad de los parlamentarios conservadores en una primera ronda del concurso que ocasionó que Stephen Crabb abandonara la carrera a Downing Street.

La ministra del Interior obtuvo el apoyo de 165 diputados, mientras que Andrea Leadsom, ministra de Energía, ocupó el segundo lugar en el certamen con 66, superando el secretario de Justicia, Michael Gove, en tercer lugar con 48. En quinto lugar, Liam Fox, con 16 votos, fue eliminado.

Tras la eliminación de Fox, Crabb anunció su retirada de la carrera y su apoyo “de todo corazón” a May, con lo que la carrera se reduce a la ministra de Interior contra dos defensores de la salida de la Unión Europea: Michael Gove y Andrea Leadsom, esta última apoyada por Boris Johnson.

 

El hecho de que sólo queden tres candidatos significa que 330 diputados del partido votarán en una ronda más el jueves antes de que los dos seleccionados sean sometidos a votación por los miembros de base del partido Conservador.