La tormenta Katie dejó estragos en gran partes de Inglaterra, incluso vuelos cancelados, propiedad dañada y miles de personas sin electricidad.

Los vuelos con destino a Gatwick y Heathrow fueron desviados a otros aeropuertos y decenas fueron cancelados por ráfagas de vientos de hasta 106mph que golpearon sobre todo el sur del país.

Más de 200.000 hogares se quedaron sin electricidad y miles de personas siguen a la espera de reconexión.

Se teme que un kayakista ha muerto después de que se volcó en el río Wey, Surrey. La policía de Surrey dijo que el hombre se había volcado alrededor de 13:10 BST cuando el río se desbordó, y que “un gran número de agentes” estaban buscándolo.

La Agencia de Medio Ambiente emitió 20 advertencias de inundaciones y alertas en Inglaterra.