Un tramo clave del London Overground, que atraviesa el este de Londres, será cerrado durante nueve días seguidos. Los trenes no circularán entre Highbury & Islington y Shadwell desde el sábado 13 hasta el lunes 22 de febrero.

Transport for London (TfL) explicó que el cierre se planificó debido a la construcción del Crossrail.  El servicio entre Surrey Quays y New Cross estará supendido para el mismo período. TfL aseguró que una flota de autobuses recorrería las rutas que estarán bloqueadas en el overground. También advirtió de que las estaciones de metro de la zona estarán más congestionadas que de costumbre.

El proyecto del Crossrail implica la construcción de una línea de trenes de 70 millas que atravesará el centro de Londres de este a oeste, conectando a  Shenfield en Essex con Reading en Berkshire.

Además, la prensa londinense informó de que durante la mañana de este viernes, una helada provocó graves retrasos en los trenes de cercanías que cubren el sur y el sureste de Londres.