En España, tres menores han ingresado en un hospital mallorquín por el consumo de sustancias estupefacientes. La Policía Nacional y los médicos del hospital están investigando la intoxicación de los jóvenes, uno de 16 años y otro de 17, que podría haberse producido por una nueva droga de diseño.

Aún se está a la espera de los resultados de las pruebas, pero todo parece indicar que la droga es Spice, marihuana sintética, una sustancia con devastadores efectos tóxicos y cuya detección en análisis es muy complicada.

Los pacientes, que acusaban alucinaciones, mareos y paranoias, se encuentran en observación y se van recuperando favorablemente.
La Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) ha puesto en marcha una nueva campaña de sensibilización dirigida a los jóvenes. Su propuesta es clara: hay que construir actitud para ser menos vulnerables a las drogas.