Dalton Trumbo fue un genial guionista estadounidense famoso por firmar el libreto de grandes películas como Papillon, Espartaco y Jhony cogió su fusil.

Trumbo, ganador de dos Oscar por mejor argumento original y mejor historia, pasó casi un año en la cárcel y fue exiliado de Hollywood debido a que la industria lo persiguió y condenó debido a sus inclinaciones comunistas. Ciertamente podría haberse librado tanto de la cárcel como del exilio, si hubiese declarado contra sus amigos, sin embargo, Trumbo decidió mantenerse fiel a sus principios y cumplir condena, exactamente igual que el protagonista de una de sus mejores historias Papillon.

En su exilio siguió en activo escribiendo guiones bajo diversos alias con los que consiguió sus dos Oscar con los films El bravo y Vacaciones en roma.

Todos estos hechos están recogidos perfectamente en la genial película estrenada en 2015 y protagonizada por un enorme Bryan Cranston (Malcom in the middle, Breaking Bad) cuya interpretación le valió una nominación al Oscar a mejor actor y dirigida por Jay Roach (Saga Austin Powers) Trumbo.

Una de las películas más destacables del guionista es sin duda Espartaco (1960) que cuenta con la perfecta dirección del maestro Stanley Kubrick, el cual firma un gran film pese a lo complicada que fue la producción. La historia trata de las aventuras vividas por un esclavo que fue vendido como gladiador, que finalmente se rebela y dirige una rebelión de esclavos contra Roma. En esta completa historia no falta la acción, el amor o la política durante sus más de tres horas de duración.

espartaco
Imagen de la película Espartaco. Blogdecine.com

Papillon es un film que sigue a un protagonista que es condenado y enviado a una cárcel de la horrible Guayana francesa pese a ser inocente. La película narra los intentos de huida de Papillón haciéndonos participe de una forma magistral de sus sentimientos y emociones, sentimos las mismas ganas de libertad que tiene el protagonista, su sufrimiento, desesperación, amistades, valores y perdidas.

Es bastante curioso que Dalton Trumbo firme una historia como esta desde el exilio. Probablemente transmitió al protagonista mediante el guion su intención de no rendirse nunca y sus ganas de seguir luchando contra aquella industria que le oprimió, censuró y exilió por mantenerse fiel a sus principios y a sus amigos, sin que Hollywood se enterase. Hollywood produjo esta historia, tratando a Papillon como un héroe, sin darse cuenta que se estaba lanzando piedras contra sí misma, ya que al engrandecer a Papillon engrandecía a su vez a Dalton.

En Jhony cogió su fusil, Trumbo firma su mejor guion el cual adapta a partir de su propia novela y que incluso se atreve a dirigir. Antes he hablado de la capacidad que tiene el guionista de hacernos partícipe de forma magistral en los sentimientos y emociones de los protagonistas de sus películas, pues en esta película nos sumerge durante casi dos horas en la agonía de un soldado herido en por la guerra que se despierta en la camilla de un hospital sin brazos, piernas, ciego, sordo y mudo. A día de hoy no he visto film que deje con peor sabor de boca, es una película triste que empuja la vida hasta el límite de lo cruel y que hace participe al espectador en la soledad, sufrimiento y agonía del protagonista.

Además, trata temas tan importantes como la eutanasia, la crítica contra la guerra y los valores del sueño americano. Esta obra es sin duda la mejor y más personal de Dulton Trumbo.

 Sergio Gómez