En medio de múltiples protestas en todo EE.UU., el presidente electo, Donald Trump, ha dicho que deportará o encarcelará a tres millones de inmigrantes ilegales que tengan antecedentes penales cuando tome posesión de su cargo.
El próximo mes de enero Trump comenzará a ejercer desde la Casa Blanca, después del mandato de Barack Obama.
Trump hizo las declaraciones al programa 60 Minutes de la CBS, su primera entrevista tras ganar los comicios el pasado 8 de nobiembre contra la demócrata Hillary Clinton.
“Lo que vamos a hacer es coger a la gente con pasado criminal, con antecedentes, miembros de bandas, narcotraficantes, probablemente dos millones —que podrían ser hasta tres— que vamos a sacar del país o vamos a encarcelar”, dijo.
Además, al hablar del muro de México, Trump ha dicho que en lugar de un muro en la frontera con México, podría haber una simple alambrada.
Los analistas dicen que si Trump realmente cambia su planteamiento y propone deportar sólo a los inmigrantes con antecedentes penales, sus políticas no se diferenciarían de las implementadas por el presidente Obama.
Mientras tanto, las declaraciones de Trump ocasionaron más protestas en la ciudad de Nueva York. Desde el pasado miércoles miles han salido a las calles para mostrar su rechazo a la elección.
Desde que ganó Trump se ha reportado un incremento en los crímenes de odio de Estados Unidos.