El candidato presidencial republicano de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que promoverá exámenes exhaustivos para los inmigrantes que incluyen una investigación de sus antecedentes.

Durante un discurso en Ohio, el candidato expuso sus planes para combatir el extremismo islámico, incluyendo una nueva prueba para las llegadas a los Estados Unidos. Los solicitantes de asilo serán evaluados para determinar si comparten los valores liberales occidentales como LGBT y la tolerancia religiosa.

La rival demócrata de Trump, Hillary Clinton, menospreció su plan, y lo ha calificado como una “estratagema cínica” .

“Este llamado no es serio”, dijo su portavoz.

“¿Cómo puede Trump llevar esto adelante con una cara seria cuando él se opone a la igualdad de matrimonio y ha seleccionado como su compañero de fórmula al hombre, Mike Pence, que firmó una ley anti – LGBT en Indiana?”, indicó.

Desde que inició su campaña, el multimillonario ha construido un discurso alrededor del rechazo a los inmigrantes y a las amenazas que representan para la economía y la estabilidad de Estados Unidos.

El candidato presidencial ha prometido levantar un muro en la frontera con México y deportar a 11 millones de personas.

El internacionalista Farid Kajat realizó un análisis de la situación de estos millones de indocumentados que residen en EE.UU. “Tratar de expulsar a esa cantidad de gente sería una pesadilla”, al tiempo que aseguró que el costo económico sería catastrófico, indicó la BBC.