El reciente vencedor Donald Trump ha invitado este jueves a Theresa May he reunirse con él lo antes posible y ha añadido que sería un placer recibirla en Washington.

Durante la charla que han mantenido por teléfono, ambos han hablado de la especial relación que mantienen Reino Unido y Estados Unidos, y de la importancia de fortalecer el comercio y la inversión entre las dos naciones.

La primera ministra parece estar preparada para ser una de las primeras líderes políticas europeas en visitar al nuevo presidente cuando se mude en enero a la Casa Blanca. La agenda se cerrará cuando se acerque la fecha, aunque está previsto que la reunión se centre en la OTAN. Asimismo, May espera que Trump cumpla su promesa de que Gran Bretaña estará al frente de la cola para un acuerdo comercial tras el Brexit.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, fue el primer líder de la UE en anunciar una fecha firme para visitar al próximo presidente, tras una llamada telefónica de 10 minutos. Por su parte, el ex líder conservador Iain Duncan Smith alabó previamente a la Sra. May por felicitar a Trump en lugar de criticar su acogida como algunos otros líderes- un claro golpe a la canciller alemana Angela Merkel, que ofreció una estrecha cooperación pero sobre la base del respeto de las minorías.