El presidente electo Donald Trump ha rechazado una evaluación de la CIA de que los hackers rusos trataron de influir en la elección a su favor, y calificó la afirmación como “ridícula”. Trump dijo a Fox News que los demócratas estaban publicando los informes porque estaban avergonzados por la magnitud de la derrota electoral.

El viernes pasado funcionarios de la CIA dijeron a medios estadounidenses que habían llegado a la conclusión de que los hackers rusos estaban tratando de ayudar a Trump. Funcionarios rusos han negado repetidamente las acusaciones de hacking.

Trump dijo que podría haber sido Rusia, pero era imposible saberlo. “No tienen ni idea si es Rusia o China o alguien sentado en una cama en algún lugar”, dijo.

El presidente Barack Obama ha ordenado una revisión completa de los hacks, que apuntaban a mensajes de correo electrónico en el Partido Demócrata y los correos electrónicos de un asesor clave de la candidata presidencial Hillary Clinton.

El contenido de los correos electrónicos, pasados a Wikileaks y publicados en línea, fueron embarazosos para los demócratas y sacudió la campaña presidencial. Los republicanos se han unido a los demócratas para pedir una investigación completa.

El senador republicano John McCain, presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, dijo en una declaración conjunta el domingo con los principales demócratas que el informe de la CIA “debería alarmar a todos los estadounidenses”. Además, indicó que en una entrevista que la investigación del Congreso debería ser más profunda que la ordenada por la Casa Blanca, indicó la BBC.