Turistas londinenses vivieron momentos de terror después de quedarse colgando a 65 pies de altura, al romperse una  atracción de feria en South Bank. Los equipos de bomberos rescataron a los 19 pasajeros que se quedaron atascados en las 10 cápsulas, tras un fallo técnico.

Cientos de transeúntes se detuvieron a observar la operación de rescate y ver como los compartimentos se vaciaron uno por uno, con los pasajeros asustados guiados por los equipos de rescate en dos plataformas aéreas.

La atracción, denominada The Starflyer, que pertenece al Wonderground Festival de Londres, ha sido cerrada mientras se lleva a cabo una investigación de lo sucedido.

“Fue un trabajo lento, ya que necesitaban acceder a cada jaula de forma individual, y asegurarse de que estaban seguros antes de moverlos desde el paseo en la plataforma para traerlos de vuelta hacia el suelo”, comentaron los testigos.