Otros cinco artefactos explosivos se han encontrado en una mochila en una estación de tren en Nueva Jersey, Estados Unidos, tras una explosion que ocurrió este domingo que dejó al menos 29 heridos, uno de ellos grave, según informaron las autoridades de la ciudad.

Uno de los dispositivos explotó cuando un robot brigada de explosivos trató de desarmarlo en la estación de tren de Elizabeth, dijo el alcalde de la localidad.

Cristiano Bollwage dijo que el dispositivo explotó poco después de las 12:30 horas del lunes. El FBI estaba dirigiendo la investigación y el trabajo de desarmar a los otros cuatro dispositivos, comentó The Guardian.

El domingo el gobernador Andrew Cuomo dijo: “La bomba que ha explotado en Nueva York es obviamente un acto de terrorismo, pero no está ligado al terrorismo internacional. No tenemos razones para creer que en este momento haya más amenazas”.

Las causas y la naturaleza de la explosión registrada en Chelsea, Manhattan, no han sido determinadas, aunque algunos testigos explicaron que este se encontraba en una papelera de acero, que quedó totalmente retorcida tras la detonación.

Un segundo dispositivo se encontró cuatro calles más al norte. Según los informes, se trata de una olla a presión conectada al cableado y un teléfono móvil,  se había encontrado a cuatro cuadras del lugar de la explosión en el distrito de Chelsea y fue eliminado de manera segura.

Al menos 1.000 agentes de seguridad adicionales están siendo desplegados en los centros de transporte de Nueva York.

En otra declaración Cuomo dijo: “Una bomba que estalla en Nueva York es , obviamente, un acto de terrorismo”.  Sin embargo, afirmó que, hasta el momento , ninguna organización internacional, como llamado Estado Islámico había afirmado que estaba detrás del ataque.