Un avión de la aerolínea Emirates que venía de la India con 300 personas a bordo realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional de Dubai tras sufrir un “incidente”. La máquina se prendió fuego en la pista, no obstante, el operativo de emergencia logró rescatar a todos los pasajeros sanos y salvos.

Fuentes del aeropuerto de Dubai señalaron que el piloto solicitó aterrizar de emergencia tras el inicio de un fuego en los motores del Boeing 777.

“Nuestra prioridad en estos momentos es la seguridad y el bienestar de todos los implicados”, señaló la aerolínea en un comunicado publicado en Facebook en el que aseguró su plena cooperación con las autoridades y servicios de emergencia.