La policía detuvo en Michigan, Estados Unidos, a un conductor de Uber que mató a seis personas e hirió a otras dos al dispararles al azar, también está en marcha la investigación para determinar si había clientes de ese servicio de transporte entre las víctimas.

Uber confirmó que el sospechoso, Jason Brian Dalton, de 45 años era un chofer afiliado a esa compañía, y aclaró que había revisado sus antecedentes previamente y no encontró ningún delito.

“Nos hemos puesto en contacto con la policía para ayudar con su investigación en cualquier forma que podamos”, agregó la compañía.

El atacante hirió gravemente a una mujer afuera del complejo de apartamentos, pocas horas después mató a dos personas en una concesionaria de automóviles y luego a otras cuatro e hirió a una adolescente en un restaurante, según las autoridades.

Informes previos que hablaban de un séptimo fallecido, una adolescente, eran incorrectos, precisó el fiscal, quien no obstante señaló que la joven está “gravemente herida”.

Por el momento se desconocen las motivaciones del atacante, que conducía un coche Chevrolet de color azul.