Un grupo de expertos ha descubierto una tercera estructura dentro de la pirámide de Kukulkan en el este de México, revelando que fue construida como una “muñeca rusa”.

Una pirámide de 10 metros de altura fue encontrada dentro de otra estructura de 20 metros, que en sí está envuelta por el exterior de 30 metros visible en el complejo arqueológico maya conocido como Chichén Itzá en el estado de Yucatán de México.

De auerdo con el diario The Guardian, la pirámide más pequeña fue construida entre los años 550 y 800, dijeron ingenieros y antropólogos.

La estructura media ya se había descubierto en la década de 1930 y se remonta a los años 800-1000, mientras que la más grande se terminó entre 1050-1300. El descubrimiento sugiere que la pirámide, también conocida como El Castillo, fue construida en tres fases. “Es como una muñeca rusa… Bajo la más grande tenemos otra y después otra”, dijo René Chávez, jefe de proyecto y experto en geofísica.

Las estructuras fueron construidas una encima de la otra por varias razones, incluyendo el deterioro o la llegada de nuevos líderes, dijo Denisse Argote, experto en el Instituto Nacional de Antropología e Historia. La pirámide más pequeña fue detectada utilizando técnicas de exploración no invasivas.

El descubrimiento podría arrojar luz sobre la cultura maya original antes de que fuera influenciada por poblaciones del centro de México, dijo Argote. En 2015 los arqueólogos descubrieron que la pirámide de Kukulkan fue construida sobre un cenote, o río subterráneo, que es común en la región y sagrad para los mayas.