Nigel Wilkinson era promocionado por el mismo como fotógrafo de hombres en forma.

El mismo que drogaba y violaba a los hombres después de conocerlos por Instagram y ofrecerles una sesión de fotos en su estudio, ha sido sentenciado a once años y medio de prisión.

Cuando los hombres se encontraban en su estudio en Bristol, en los persuadía con alcohol y drogas y luego los atacaba.

Wilkinson se declaró culpable en la corte de Bristol. También admitió la posesión de drogas clase c, Rohypnol, and Nitrazepam.

El tribunal fue informado de que ” le gustaba tomar la masculinidad de los hombres heterosexuales ” y que sus tres víctimas habían quedado devastadas por sus crímenes.

Los hombres a menudo se quedaron en su casa, donde cometió actos sexuales cuando sus víctimas se encontraban bajo el efecto de las drogas.