Un hombre se prendió fuego y al final murió en la madrugada de este martes a sólo yardas del palacio de Kensington. El hombre, de unos cuarenta años, fue encontrado encendido en llamas cerca de la pared del palacio, que es hogar de varios miembros de la realeza, incluyendo el príncipe Harry.

Bomberos y paramédicos fueron llamados a la escena del suceso. La policía encontró al hombre poco después de 3 am. Los oficiales de palacio, que fueron los primeros en llegar hicieron esfuerzos para apagar las llamas con un extintor de fuego y dieron al hombre primeros auxilios, pero sin éxito. La policía investiga lo ocurrido.