Un bebé de cuatro meses de edad ha muerto y su hermano de 22 meses está gravemente herido tras el ataque de un perro en Colchester. El animal también atacó a la madre de los niños. La policía de Essex dijo que las lesiones del niño “serán de por vida”.

La policía se presentó en el lugar de los hechos a las 15:10 GMT de la tarde de este jueves, tras ser informada del ataque de un perro. Cuando llegaron, el animal ya estaba calmado y procedieron a trasladar al niño al Hospital General de Colchester, donde fue ingresado en una unidad especializada. La madre del niño sufrió heridas leves, tras ser mordida por el can.

La policía anunció que se no se ha realizado ninguna detención hasta el momento por el ataque de Colchester y que el animal había sido sacrificado con el consentimiento de su titular.

Este ataque se produce, sólo ocho semanas después de que otro perro matara a un niño de tres años en Dexter Neal, Essex.