Un policía fue apuñalado y otros cuatro agentes resultaron heridos, después que una “guerra de agua” terminara de forma violenta en Hyde Park. Uno de los policías sufrió una lesión en la cabeza, tras ser golpeado con una botella.
Los agentes llevaban custodiando Hyde Park desde las 15:00 horas y permanecieron allí durante casi 12 horas. El dispositivo de seguridad también contó con un helicóptero de la policía. Los policías antidisturbios sofocaron a la gente en Hyde Park, cuando la situación se empezó a volver violenta. Pese a estar heridos los agentes se encuentran en buen estado y no se han hecho detenciones al respecto.
El comandante de la Policía Metropolitana BJ Harrington afirmó: “En Hyde Park, tuvimos un día de verano caliente, un montón de personas que se reúnen para disfrutar de eso, y luego un grupo de personas que se estableció un sistema de sonido y evento musical sin licencia. Los agentes encontraron a sí mismos para ser objeto de ataques.
“Informamos dos agentes heridos, en realidad era de cinco, uno de los cuales fue apuñalado en la mano. Hubo un agente con una lesión en la cabeza por una botella y un par de miembros del público heridos. Eso no es aceptable”, comentó.
También se vivieron momentos de violencia en Stamford Hill y en Burgess Park.