Una niña llamada Francisca Alice murió este pasado jueves al ser víctima de un ritual de magia negra en la ciudad de Teresina en Brasil, fuentes oficiales informan de que participaron otros menores.

Después de dos semanas ingresada en el Hospital de Urgencias de Teresina en coma y con señales de tortura e intoxicación la niña falleció por un fallo orgánico múltiple según informó la titular del IV Consejo Tutelar de Teresina, Socorro Arraes.

La menor llegó al hospital hace semana y media con lesiones en el tórax, brazos y piernas, con síntomas de envenenamiento y desnutrición y con la cabeza rapada al cero mostrando varias cicatrices en forma de cruz hechas con hojas de afeitar.

El ritual se ejecutó en una finca campestre y la madre informa de que la niña participó en un ritual de purificación realizado durante una celebración de Umbanda, una religión brasileña que fusiona cultos de origen cristiano y africanos.