Un seísmo de magnitud 5 en la escala Richter sacudió este jueves el oeste de Francia sin que se hayan revelado daños materiales ni personales de importancia.

El terremoto tuvo lugar sobre las 8.46 horas y su epicentro se situó entre las localidades de Rochefort y La Rochelle, cerca de la Isla de Ré. Los habitantes de la zona vieron como numerosos objetos caían de las estanterías, pero por el momento no se han detectado consecuencias relevantes.

Según la Prefectura de Charente-Maritime  por el momento no se han recibido peticiones de socorro pero  están investigando si hay consecuencias más graves en las estructuras de los edificios.

Se trata del seísmo más importante que se registra en la zona desde 2005, según el Observatorio.