Un tren lleno de pasajeros sufrió un descarrilamiento alrededor de las siete de la mañana entre Watford Junction y Milton Keynes, por un deslizamiento de tierra en las vías, como consecuencia de las fuertes lluvias, que ha provocado el cierre principal de la línea de la costa oeste por un período.

El cierre de esta línea ha generado cancelaciones y retrasos que afectarán durante el día a importantes estaciones como Euston, Liverpool Street, Paddington y Waterloo.

El vagón, que iba de London Mindland a Euston  se salió a las 6.19 am de las vías a 50 millas por hora y hubo “un golpe indirecto” a un tren que iba de Midland a Birmingham. Afortunadamente los dos vagones quedaron en posición vertical.

Hubo informes de que dos pasajeros resultaron heridos, entre ellos una mujer embarazada, pero en principio, ninguno de gravedad. Decenas de pasajeros quedaron atrapados en un primer momento entre los dos trenes, ya que el personal ferroviario trató de evacuar los vagones con seguridad.

Las lluvias torrenciales y las tormentas han provocado inundaciones tan graves que se ha recomendado a los usuarios de los trenes, que no viajen a no ser que sea “absolutamente necesario”.