Este lunes, un tribunal de Escocia rechazó una petición para obligar al primer ministro británico, Boris Johnson, a pedir una prórroga del Brexit si el Parlamento no apoya ningún acuerdo antes del 19 de octubre.

Los denunciantes, que son un grupo de activistas, solicitaron una orden judicial para forzar a Johnson a cumplir una ley aprobada el pasado septiembre en el Parlamento, que contempla incluso remitir a las autoridades europeas para pedir una nueva prórroga del Brexit.

El abogado, Jo Maugham, ha dicho que este mismo martes apelarán ante la instancia más alta de Escocia, para tratar de evitar esta sentencia. Ante este hecho, el primer ministro, Boris Johnson ha vuelto a insistir: “respetaremos la ley y dejaremos la Unión Europea el 31 de octubre”. Salir de la Unión Europea “es lo que la gente votó en el referéndum de 2016”, añadió.