El abogado de la familia de una de las tres estudiantes del Este de Londres que se fue a Siria el año pasado para unirse a las filas del Estado Islámico, ha comunicado que creen que la joven ha muerto en un ataque aéreo de Rusia en Siria.

Kadiza Sultana, tenía 16 años cuando salió de Bethnal Green, junto a dos amigas. La joven se había desilusionado del ISIS y quería volver a casa, pero tenía muchas dificultades para poder escapar. Las informaciones apuntan a que una vez que las estudiantes llegaron a Siria, fueron trasladadas a Raqqa, uno de los bastiones del Estado Islámico.

El abogado de la familia, Tasnime Akunjee, expresó: “Desde el principio se hizo un esfuerzo para tratar de evitar esta noticia fatídica, y a pesar de todos los esfuerzos, es lamentable que nos encontramos con la pérdida de una vida joven.”

Se estima que más de 800 británicos han viajado a Siria e Irak para unirse al Estado Islámico o grupos similares. Desde el Ministerio de Exteriores han advertido de los peligros que conlleva viajar a estos destinos.