En la localidad de Attawapiskat 11 personas han intentado quitarse la vida en un mismo día y 28 lo han intentado en poco más de un mes. El jefe del pueblo advirtió sobre la proliferación de intentos de suicidios en su reserva de 2.000 personas.

El Gobierno canadiense debe enfrentar una vez más a la multiplicación de suicidios en las comunidades indígenas con la declaración del estado de emergencia en una pequeña comunidad de Ontario. Desde septiembre del año pasado, la cifra de personas que han intentado suicidarse en esta localidad asciende a 100 personas de entre 11 y 71 años.

Los 1,4 millones de aborígenes que residen en Canadá ostentan los niveles más altos de pobreza y la esperanza de vida más baja de todo el país. Además son más susceptibles de ser víctimas de crímenes, adiciones o de ser encarcelados.

Este domingo por la noche, el Primer Ministro Justin Trudeau indicó en un mensaje en Twitter que su gobierno seguía dispuesto a “buscar mejorar las condiciones de vida de los nativos”

No es la primera comunidad aborigen canadiense que pide ayuda al Gobierno de Canadá en las últimas semanas. Hace menos de un mes, otra población indígena solicitó apoyo a las autoridades después de que 6 personas se quitaran la vida en dos meses y otras 140 lo intentaran en dos semanas.