Una furgoneta blanca estalló en llamas en Cornhill, en el corazón de Londres, a las 11 de esta mañana. Desde los edificios adyacentes, se escuchó un fuerte ruido e, inmediatamente, la calle se vio envuelta en humo, sobresaltando a los viandantes y trabajadores de la zona.

Después del incendio
Después del incendio

Los bomberos se trasladaron al lugar y contuvieron el fuego en 20 minutos. A pesar del shock inicial, el tráfico no fue bloqueado y no ha habido ningún herido. En este momento, se sigue investigando la posible causa del fuego.