Nidia García se sacó una foto en topless y la compartió en las redes sociales. Cuando la imagen se viralizó, la suspendieron. No era una foto cualquiera: la chica es una oficial de policía de México.

Allí se puede ver a una bella mujer con gesto pícaro, guiño de ojo y beso hacia la cámara, mostrando sus pechos.

Se sacó la foto en un patrullero, con su uniforme y junto a su arma larga. Todo mientras estaba de servicio.

La sigla en su uniforme “Proxpol” (el programa de Policía de Proximidad, del municipio de Escobedo, en Nuevo León) la delató: las autoridades de la fuerza la identificaron y sancionaron de inmediato.