Nicolas Maduro ha anunciado a sus funcionarios que no acudirán a trabajar los viernes durante los meses de Abril y Mayo para hacer frente a la crisis de generación eléctrica que azota al país.

Maduro ha explicado que esta medida se debe a la fuerte caída del nivel del embalse de Guri, cuya central hidroeléctrica provee el 63% de la energía eléctrica del país.

Ya durante la semana santa, el gobierno suspendió las las actividades laborales para disminuir el gasto de energía.

Las gobernaciones y alcaldías están incluidas en esta medida, que pretende ahorrar un 60% de energía Mañana sera publicado el decreto en La Gaceta Oficial estableciendo los viernes como día no-laborable, a partir del viernes de esta semana.