Se le comunicó por medio de una carta a la canciller de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, informaron a Venezuela “el cese del ejercicio de los derechos inherentes a su condición de Estado parte del Mercosur, al haberse constatado la “persistencia del incumplimiento de las obligaciones asumidas en el protocolo de adhesión al bloque del que Venezuela es parte desde 2012.

El próximo 14 de diciembre se espera que en la reunión de cancilleres que tendrá lugar en Montevideo, Argentina asuma la Presidencia pro tempore. Una agenda en la que buscarán atender las necesidades de flexibilizar el bloque, pero en un camino de consenso con Brasil ante todo y el resto de los socios.

El gobierno venezolano calificó como un “golpe de Estado” contra el Mercosur la decisión de sus cuatro socios de suspenderla del bloque, por incumplir normas democráticas y comerciales.

“Es un golpe de Estado al Mercosur y constituiría una agresión a Venezuela de dimensiones realmente muy graves”, dijo la canciller Delcy Rodríguez en rueda de prensa, y sostuvo que su país aún no ha sido notificado de la medida.