El presidente de SpaceX, Elon Musk, ha declarado que si los planes de su compañía para viajar a Marte se cumplen, empezando por una misión no tripulada en 2018, podrían enviar humanos al planeta rojo en 2024.

“Deberíamos ser capaces de llevar personas en 2024, para llegar en 2025”, precisó Musk durante una entrevista en el foro Code Conference celebrado en California.

Asimismo, el también presidente de Tesla, confesó que espera poder viajar en cuatro o cinco años a la órbita terrestre, algo que es “muy diferente del espacio”, admitió, resaltando las dificultades añadidas de un viaje a Marte.

Sobre el estado de la tecnología actual de transporte a Marte, Musk dijo que no recomienda el envío de un humano a Marte en naves espaciales como la Dragon II de SpaceX. Por un lado, el espacio interior es similar al de un coche tipo SUV, no precisamente cómodo para un viaje espacial. Pero tal vez lo más importante, comentó, es que la Dragón II no tiene la capacidad de volver a la Tierra.

“Quiero decir que si vas a elegir un lugar para morir, entonces Marte no es una mala opción”, dijo Musk.