La marca de automóviles Volskwagen ha llegado a un acuerdo judicial en E.E.U.U. por el caso de los motores diésel trucados.

Aproximadamente, unos 50000 afectados tendrán la opción de reparar su vehículo o la completa devolución de su dinero.

A parte Volskwagen se compromete a ofrecer una compensación sustancial a los propietarios  afectados. Se estima que cada cliente recibiría alrededor de unos 5000 dólares.