‘Warcraft: El origen’, la adaptación del universo del famoso videojuego World of Warcraft, ha arrancado su trayectoria en cines con un buen taquillazo, a pesar de no llegar con la bendición de la crítica especializada.

En la taquilla española, el resto de películas experimentaron el pasado fin de semana un importante descenso en las recaudaciones. Así, en el segundo lugar encontramos Alicia a través del espejo que ingresó poco más de 700.00 euros. Representa un 40 por ciento menos que lo recaudado en el fin de semana anterior, el de su estreno. Acumula 2,4 millones de euros en diez días y, a nivel mundial, 175,5 millones de dólares —en torno a los 154 millones en euros—. Tercer puesto para X-Men: Apocalipsis que en nuestros cines inicia una rápida caída en la venta de entradas, sumó 400.000 euros a una cuenta particular que, en dos semanas y media, y se queda de momento en los 3,4 millones. En todo el mundo lleva 402,5 millones de dólares. La anterior, X-Men: Días del futuro pasado alcanzó los 747,8. La cuarta más vista fue el largometraje de animación Angry Birds con unos 300.000 euros y 4,5 millones en tres semanas y media. Quinta fue la francesa Un doctor en la campiña, prácticamente la sorpresa de nuestra cartelera, teniendo en cuenta los ingresos de las películas que se han ido estrenando en las últimas semanas, que se hizo con algo más de 200.000 euros. En semana y media roza el medio millón de euros. El libro de la selva, en la sexta posición, suma 16,2 millones y es el taquillazo del momento; la española Nuestros amantes, con Michelle Jenner y Eduardo Noriega, debutó en séptimo lugar; mientras que Una madre imperfecta, con Susan Sarandon y Rose Byrne, se situó como la octava más taquillera. Cerrando el top ten, La bruja fue novena y supera los 1,6 millones después de tres semanas y media en cartelera y, en décimo lugar, Capitán América: Civil War aún dando guerra y con 9,8 millones acumulados.

Warcraft no llegará a los cines norteamericanos hasta este viernes, 10 de junio, pero su lanzamiento a nivel internacional ha dejado más de 70 millones de dólares —casi 62 millones de euros—. El presupuesto, sin tener en cuenta los gastos de publicidad, ha ascendido a 160 millones, también contabilizados en dólares.