El artista chino Ai Weiwei se presentó sorpresivamente en el campamento de refugiados de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia.

“Este es un lugar que describe la situación actual. Yo sólo soy uno de ellos, por esto estoy aquí. Quiero dar información al mundo. Esta es la realidad (…) es triste, pero muestra cómo funciona Europa, cómo funciona la humanidad, y cómo es la situación actual del mundo”, dijo.

Ai Weiwei recorrió el campamento bajo la lluvia vistiendo y tomó fotos de las terribles condiciones en que tienen que  vivir los refugiados.